Más Información sobre Las Ollas de Barro

Publicado : 15/05/2019 13:06:29
Categorías : Consejos de uso de productos de barro y horno de barro , Noticias sobre Alfarería Duero

No hay cocina que se precie en la que no haya, al menos, un modelo de ollas de barro, un utensilio que ha perdurado a lo largo del tiempo, instalándose en la modernidad porque motivos no le faltan. Y es que a estas alturas, ¿quién no sabe qué es una olla de barro? Nosotros, desde luego, conocemos la respuesta.

Pese a que todos sabemos lo que son, muchos suspenderíamos un examen acerca de sus características o de sus posibilidades. Por eso, vendrá bien hacer un repaso de todo lo que tiene que ver con este utensilio de cocina gracias al cual los guisos saben a antaño y las texturas de los alimentos son únicas.

Las características de las ollas de barro

Las ollas de barro cocido son aquellas que se han elaborado mediante la técnica conocida como alfarería. Están hechas de un barro cocido en el horno a una temperatura que oscila entre los 1.000 y los 1.100 °C.

Aunque hablamos genéricamente de barro, debemos concretar que el material más usado para la fabricación de estas ollas es la arcilla. Una elección que tiene mucho que ver con la perdurabilidad de las formas una vez cocidas en el horno. De ahí que existan vasijas y utensilios de arcilla con más de 12 000 años de antigüedad.

Usos de las ollas de barro cocido

Huelga decir que el uso principal de este tipo de ollas es cocinar en el horno. No obstante, hoy en día estos utensilios sirven para cocinar en otro tipo de fuegos e incluso, en algunos casos, en las vitrocerámicas.

Carnes, verduras y guisos en general son platos que se cuecen en este tipo de recipientes que otorgan un sabor realmente especial a las comidas. La cocción en seco, o con muy poca agua en el caso de los asados, tiene bastante que ver con el resultado final.

Las ventajas y la existencia de ollas de barro para fuego directo

ollas de barro cocinarAunque mucha gente lo desconoce, este tipo de ollas puede usarse sobre fuego directo. Es una ventaja a la que debemos sumar otra cuando se hace un guiso primero sobre ese fuego y se termina en el horno. Una posibilidad que no existe con otros tipos de ollas.

La propia naturaleza de la arcilla hace que durante la cocción puedas estar seguro de que no van a desprenderse partículas a las comidas. El barro o arcilla es un material natural, ecológico y atóxico.

Y por si estas ventajas no fueran suficientes, debes saber que puedes usar las ollas de barro perfectamente en el microondas e incluso en vitrocerámicas y placas de inducción.

Curar o no las ollas

Se trata de una de las grandes curiosidades que existen en torno a estos recipientes. Lo cierto es que la curación nunca está de más, esté esmaltada la olla o no. En el caso de que lo estuviera, cocer leche durante 10 minutos es una buena forma de hacerlo, aunque ya te advertimos que no es imprescindible.

En caso de no estar esmaltada, una olla puede sumergirse en agua templada al menos 24 horas y también puede ser untada en manteca y metida al horno. En este último caso, lo que conseguirás es sellar los poros de la arcilla.

Son costumbres, en cualquier caso, que nunca están de más en un mundo, el de las ollas de barro, en el que la tradición y lo ancestral se dan la mano para perpetuarse en tu cocina. Manejando estos recipientes podrás cocinar cualquier tipo de plato siempre y cuando los ingredientes no estén ni muy fríos ni congelados. Aunque estos consejos, en general, resultan aplicables a cualquier tipo de recipiente.

Artículos relacionados

Compartir

Añadir un comentario

Debe estar registrado
Haga clic aquí para registrarse