¿Qué es Un Horno a Leña?

Publicado : 17/06/2019 17:16:00
Categorías : Hornos de Barro , Hornos de Pereruela

Cada vez son más las personas que deciden comprarse un horno a leña para poder cocinar alimentos de un forma diferente y degustar un resultado también distinto al de las comidas habituales. Por ello, en este post hablaremos a fondo de estos elementos y de cómo se utilizan para elaborar las mejores comidas.

¿Qué es un horno a leña?

Un horno de leña es una herramienta de cocción que funciona del mismo modo que un horno de estilo convencional eléctrico o de gas. No obstante, la principal diferencia radica en que el calor es de leña y eso otorga un sabor especial a las comidas, algo que por lo general no comemos a diario. Por ello, en función del tipo de leña obtendremos un sabor u otro. De esta manera, podemos cocinar lo mismo que en un horno de cocina de un restaurante, aunque los hornos caseros disponen de la capacidad para economizar la energía.

Por tanto, el secreto está en los materiales usados para construirlo, con paredes que retienen el calor por horas y que posibilitan que el horno aproveche mejor los recursos. Así, el rendimiento es óptimo. Otra de las ventajas es que estos hornos suelen cocinar los alimentos en el suelo del mismo, que también se calienta y es refractario.

Así, podremos colocar el pan o las pizzas directamente, sin necesidad de contar con bandejas, lo que motiva que estos alimentos presenten una textura diferente a lo usual, constituyendo este un rasgo distintivo de estos hornos.

Características y funcionamiento

horno a leña funcionamientoSe trata de un elemento ideal para ubicarlo en el exterior al estar construido con piedra para soportar el calor. De hecho, los principios básicos por los que se rige el funcionamiento de un horno a leña son el flujo del calor con el aire y la refracción del calor.

El primero se basa en un modelo canadiense en el que la única puerta está en la parte frontal, lugar por el que entra la leña y el aire preciso para realizar la combustión. El aire entra frío, pasa por el calor de las brasas y sale por la puerta de la chimenea, conduciendo a una situación de igualdad de calor dentro de las paredes del horno.

El segundo principio necesita de materiales como ladrillos de barro cocido, hormigón, hierro, cal o arena, los cuales propician que el calor quede dentro de la cúpula durante el mayor tiempo posible. De este modo, estos hornos cumplen con las condiciones de salubridad exigidas y permiten que podamos cocinar con total confianza. El ladrillo que usamos no dispone de porcentajes altos de hierro, de ahí que no afecte a la comida cuando se calienta. De hecho, el secreto de este método es que los materiales guarden el calor en lugar de repelerlo.

Estos hornos suelen tardar unos 45 minutos en preparar el espacio para poder cocinar, por lo que antes de introducir los alimentos deberás cerciorarte de que la temperatura es la idónea. No obstante, esto también dependerá de factores como el tamaño del horno, la humedad del momento (no es lo mismo cocinar en invierno que en verano), el tipo de leña y de los propios alimentos.

Consejos

A la hora de comprar un horno de este estilo es necesario que tengas en cuenta las dimensiones de tu hogar, así como la posibilidad de conectarlo con el exterior, ya que no has de olvidar que debe contar con una buena toma de salida para que los gases salgan al exterior.

Como ves, un horno a leña es un elemento bastante útil que te permitirá poder elaborar comidas diferentes con un auténtico sabor a brasas.

Artículos relacionados

Compartir

Añadir un comentario

Debe estar registrado
Haga clic aquí para registrarse

El producto se ha añadido a la lista de deseos

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para
optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias
y realizar labores analíticas. Al continuar navegando
aceptas nuestra política de privacidad