Llámenos: 980 051 018 – 674 894 486 – 671 232 716

0

Ningún producto

Transporte ¡Envío gratuito!
Total 0,00 €
Ir al carrito: Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.

Total productos: (impuestos incl.)
Total envío: (impuestos incl.) ¡Envío gratuito!
Total (impuestos incl.)
Seguir comprando Ir a la caja

Pucheros de barro especial para cocinar en horno de leña.Cocinar en nuestros pucheros de barro aportará unos sabores a vuestros guisos y platos que os hará retroceder en el tiempo. El sabor único de la cocina tradicional de siempre. A fuego lento de lumbre, le llegará un aroma delicioso e inconfundible que le abrirá el apetito. El mismo que se obtiene al cocinar en horno de leña. Además, estos pucheros son los auténticos, el mismo diseño y materiales desde que se inventó la cocina de guisos.

Pucheros de barro

Por su base estrecha está diseñado para la lumbre baja pero es compatible con el horno de leña. Antes en todas las chimeneas de los pueblos no faltaban estos fabulosos pucheros de barro de Pereruela. Y es una pieza a la que la gente le tiene mucha estima y cariño. A hijos y nietos, al ver el puchero de barro de sus madres o abuelas del pueblo, le vienen grandes recuerdos y es una pieza que guardan con mucho cariño. Gracias a ellos volverás a revivir los mejores recuerdos de tu infancia.

Al ser más estrechos tienen menos capacidad que las ollas, pero hay tamaños grandes ideal para cocinar para varios comensales. En este puchero antiguo cocinarás unas deliciosas legumbres durante todo el año, ya sea para guisos o ensaladas. El garbanzo queda mejor aquí que en cualquier tipo de olla o cazuela por que al estar más apelotonado, más junto, le da otro sabor más especial.

Los pucheros de barro son los que hacen que los guisos sepan diferentes. Gracias a su diseño y a la calidad del barro con el que se fabrica. Sabores únicos que solo le puede dar estas fabulosas piezas ideales para guisos de caza, liebre, perdiz, codorniz, pato… Sin olvidarse por supuesto, de la posibilidad de elaborar multitud de deliciosas sopas, judías, pochas, lentejas, rabo de toro, fabada asturiana, garbanzos, arroz caldoso, pollo de corral, fabes con almejas…


Por favor espere...